lunes, 19 febrero 2018 Número de edición: 5370
Inicio > Enormes minucias > Bitcoin. Que no sea por no avisar: no podrán reclamar a nadie

Bitcoin. Que no sea por no avisar: no podrán reclamar a nadie

Bitcoin. Que no sea por no avisar: no podrán reclamar a nadie
  • CNMV y Banco de España llegan tarde para alertar de un riesgo que se sale de madre.
  • Las criptomonedas son especulación pura y dura, pero pueden atrapar al ingnorante.
  • Nada ampara ni protege, ojo, las emisiones que pululan en moneda virtual o los ICO, un acrónimo engañoso.

La CNMV y el Banco de España hse han decidido al fin a lanzar un comunicado conjunto sobre los peligros de criptomonedas como el bitcoin, que no son pocos, pero bastante más tarde de otros reguladores dieran la voz de alarma.

Bienvenida sea la iniciativa, en cualquier caso, por lo que añade sobre un riesgo incontrolado, básicamente, porque esas ciptomoneadas son especulación pura y dura: se puede perder todo sin derecho a reclamar por nada.

El llamamiento tiene más lógica si ese peligro crece, como explica el comunicado, por las “numerosas actuaciones” para pillar dinero del personal con emisiones en criptomonedas sin ninguna base: ni autorizadas ni verificadas por ningún supervisor.

Se refiere, en concreto, a los ICOs (Initial Coin Offering), acrónimo que evoca la expresión IPO o Initial Public Offering, utilizada en relación con procesos de salida a bolsa. Nada que ver.

Eso, naturalmentemente, puede provocar más que un susto, sobre todo entre pequeños usuarios financieros, los que menos información tiene, y por tanto, más vulnerables son,  aunque el comunicado está dirigido a todos los inversores.

A partir de ahí, vuelve a recordar los mismos argumentos que se han dado hasta ahora por otros reguladores porque no es un fenómeno patrio, sino global.

Muy resumido: se trata de un “espacio no regulado”, lo que quiere decir que no goza de ninguna de las protecciones que ofrece la legislación española o europea. Nada garantiza tampo la cotización de esas monedas, con problemas de falta de liquidez y volatilidad extrema.

Rafael Esparza