El desastre de José Luis Rodríguez Zapatero (en la imagen junto a Maduro) en Venezuela es patente. La oposición nunca creyó en él, amigo del tirano Maduro, que acabará por ser un problema para el mundo, no sólo para Venezuela, un dictador estilo hermanos Castro, capaz de cualquier aberración con tal de mantenerse en el poder. Un oligofrénico que ha pasado de la amenaza al homicidio. Pues bien, ZP tranquilo. Como si las muertes en Venezuela no fueran con él. ¿Tonto ZP? Lo que tiene es un rostro pétreo. Hispanidad [email protected]