El nuevo presidente de la CNMV, Sebastián Albella (en la imagen), ha pedido -si no, lo impondrá- a las empresas del Ibex-35 que todas las comunicaciones con la CNMV se hagan en inglés. La decisión puede haber sido tomada por dos razones: 1.- Albella es un cateto, para el que España y lo español son artículos de poquísima categoría. 2.- Albella habla inglés a la perfección: con el español sólo se defiende. Personalmente optamos por lo primero: Sebastián Albella, cateto a babor. Espíritu feudal, que le dicen. Hispanidad [email protected]