El SEPLA le demandará por sus contratos bajo legislación irlandesa y como falsos autónomos, aunque la 'low cost' presume de cumplir las leyes labores de la UE y de España. Ya hemos hablado en más de una ocasión de Ryanair, que sigue sacando tajada de maltratar al cliente. Pero ahora su Ceo, Michael O'Leary (en la imagen), va más allá, pues consigue instalar la precariedad incluso en los pilotos. Y claro, el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) quiere pararle los pies: le demandará por contratos bajo legislación irlandesa y por falsos autónomos. Claro que la low cost no se ha quedado callada, cómo no, y ha presumido de cumplir "plenamente todas las leyes laborales de la Unión Europea y España". Veremos. Hispanidad [email protected]