La misionera española y religiosa, Yudith Pereira, señala que la gente ha visto matar tanto que la vida se ve con otro cristal y "está traumatizada". Este viernes, el Papa ha convocado una Jornada de oración y ayuno por Sudán del Sur y República Democrática del Congo. En estos países, "lo malo no es la pobreza material, es que la gente ha visto matar tanto que la vida se ve con otro cristal", afirma la misionera española y religiosa Yudith Pereira (en la imagen). Especialmente, en Sudán del Sur, el país más joven del mundo y en guerra desde su nacimiento, la gente "está traumatizada". El conflicto militar por poder, corrupción y dinero está derivando en temas tribales, donde la gente actúa por venganza. "Esto es muy serio, es un genocidio silencioso, que no sale en los medios y no interesa a nadie", subraya. Y en este lugar donde se ve lo peor del ser humano, también se ve lo mejor: religiosos misioneros arriesgan su vida para formar a futuros profesores, enfermeros, comadronas, agricultores y sacerdotes. "Cuando ves cómo está la gente, te das cuenta que tienes que estar allí, ese es el lugar", añade. Hispanidad [email protected]