Lo cuenta 20 Minutos: los madrileños se quejan, sobre todo, por la limpieza y ahora por baches y parquímetros. Lógico. Con Podemos, esos señores que, según Pablo Iglesias, gobiernan tan bien, ideologías aparte, la gestión municipal es un asco. Al menos en Madrid. La ciudad está más sucia que nunca y con más atascos que nunca. El dinero para cerrar baches se empleó para hacer los carriles-bici, casi permanentemente vacíos y que provocan más atascos en el centro, al reducir el número de vías. Manuela (en la imagen): no sólo es que seas una sectaria, es que eres un desastre y un poco cochina, porque la ciudad está hecha un asco. Por cierto, mucha ecología pero cuán poca inversión en reciclaje de basuras y de agua. Hispanidad [email protected]