José Luis Rodríguez Zapatero, ese desastre con patas que gobernó España durante 8 años, sigue dando que hablar. En sus obras. Verbigracia, Luis López Guerra (en la imagen), eminente jurista nombrado para el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo… por Rodríguez Zapatero, se caracteriza por votar contra España, su país, porque como buen zapaterista, López Guerra lleva impreso a fuego que es necesario vengarse de los fascistas de 1936. Y todo lo que sea sembrar división en su patria, le pone. Ahora el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo ha decidido condenar a España por el maltrato infligido a dos asesinos etarras porque la policía española no les torturó, ciertamente, pero no les trató con la suficiente delicadeza. Eso sí: sus argumentos son muy profundos. Seguro. Hispanidad [email protected]