Lo decía Clive Lewis: humildad no son hombres inteligentes intentando pasar por idiotas o mujeres bellas asegurando que son feísimas. Humilde es quien ha construido la más bella catedral del mundo pero se encuentra tan contento de ello como si lo hubiese hecho otro. Traducido: la humildad consiste en no compararse. Ni tan siquiera por Navidad. Hispanidad [email protected]