La diferencia es que la 'occidental', la falta de respeto es perpetrada por las propias mujeres, que se autoconvierten en un objeto. Mientras que en la imagen oriental es posible que el 'atentado' sea impuesto o de 'motu proprio'. Dicho de otra forma: en el mundo islámico el culpable suele ser el hombre. En el mundo occidental el culpable es el feminismo, no el machismo. Hispanidad [email protected]