Al menos, una partido al que un católico puede votar para el Parlamento Europeo. Se trata de Coalición por la Vida y la Familia (CVF). Sí ya se que casi todos los defensores de la vida y de la familia natural son cristianos pero un ateo también tiene razones para defender al ser humano más inocente y más indefenso y para pensar en la familia natural (hombres y mujeres abiertos a la procreación). En cualquier caso, el Europarlamento se había convertido en un asomo de derecha pagana, conservadora e incluso xenófoba, peor pagana, en socialistas progres y en comunistas reconvertidos en anarquistas y en chiflados varios de corte ecologista o filantrópico (lo primero tan malo como lo segundo). Nadie, absolutamente nadie defendía, por ejemplo, la vida del no nacido. Hispanidad [email protected]