miércoles, 18 octubre 2017 Número de edición: 5282
Inicio > Cartas director > Alcaldes transparentes: a veces, ni se les ve

Alcaldes transparentes: a veces, ni se les ve

Sr. Director:

Con la ley de transparencia, cualquiera se puede enterar de lo que oficialmente cobran los alcaldes.

Con las hemerotecas a mano, el mismo cualquiera puede recordar lo que, en campaña electoral, decían los candidatos que iban a cobrar. Y las cuentas empiezan a no cuadrar o a cuadrar por el lado oscuro. Es lo que tiene de cuento la transparencia y lo que tienen de peligro las hemerotecas.

Entre lo que dijeron que iban a cobrar, lo que realmente cobran, lo que se gastan en donaciones, lo que se ahorran con eso de los coches, los despachos, los teléfonos, las dietas y las comidas y la cosa de la transparencia, la verdad es que nos enteramos de poco. Y es que, como son tan transparentes, a veces, ni se les ve.

Las cuentas empiezan a no cuadrar porque algunos de los individuos e individuas con la vara de mando se han pasado varios pueblos, pueblos que llegan hasta doblar la cifra prometida en campaña.

Pedro García