miércoles, 17 enero 2018 Número de edición: 5347
Inicio > Cartas director > Abogados Cristianos llevará a Abel Azcona ante el Tribunal de Estrasburgo por su exposición vejatoria de Pamplona

Abogados Cristianos llevará a Abel Azcona ante el Tribunal de Estrasburgo por su exposición vejatoria de Pamplona

La Asociación Española de Abogados Cristianos (AEAC) llevará a Abel Azcona ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo por la exposición vejatoria que el artista inauguró en Pamplona en noviembre de 2015.

La organización de juristas prepara ya la demanda que presentará en próximas semanas. La AEAC considera que la obra en la que Azcona aparecía desnudo junto a la palabra “pederastia” formada con 242 Hostias consagradas, es un claro ataque a los Derechos Fundamentales de los cristianos.

La decisión de acudir a Estrasburgo llega después de que el Tribunal Constitucional no admitiera a trámite el recurso de amparo frente a los ataques a la libertad religiosa.

La presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, critica la decisión judicial. La tilda de “decepcionante” y asegura que “es una vergüenza que semejante ataque a los católicos quede impune”.

Afirma además que la decisión del Constitucional supone “abrir la veda para que se pueda uno meter impunemente contra los católicos”. Insiste en que se trata de “una discriminación, ya que no se consiente ningún tipo de insulto hacia cualquier otro colectivo. En cambio, contra los católicos y contra los cristianos se admite absolutamente todo”.

Para Abogados Cristianos, la obra de Azcona viola el artículo 525 del código Penal que protege la Libertad Religiosa contra aquellos que “para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias”.

Debido a los numerosos ataques a la fe católica, la AEAC puso en marcha la campaña privada #RespetaMiFe en la que han participado varios rostros conocidos y que ya ha recibido más de 30.000 adhesiones, lo que muestra claramente la necesidad de una protección contra aquellas actuaciones que atentan contra la libertad religiosa o los sentimientos religiosos.