jueves, 22 febrero 2018 Número de edición: 5373
Inicio > Confidencial > Abertis. Mensaje de Nadal a La Caixa: no nos gusta Atlantia por el veto a los españoles en Italia

Abertis. Mensaje de Nadal a La Caixa: no nos gusta Atlantia por el veto a los españoles en Italia

Abertis. Mensaje de Nadal a La Caixa: no nos gusta Atlantia por el veto a los españoles en Italia
  • Tampoco le gusta la oferta Florentino de Hochtief porque descuartizará Abertis.
  • La amenaza de recurso contra la CNMV por precipitarse con Atlantia sigue en pie.
  • Si la Audiencia Nacional lo acepta y aplica medidas cautelares, paralizaría las dos OPA.
  • Fomento ha dado el visto bueno, pero no Energía, que pone más pegas por la venta de Hispasat.
  • No olvidemos que la mejor opción para el Gobierno es que la concesionaria siga en Criteria.
  • Hay otra pregunta en el aire y sin respuesta: ¿Puede cargarse la CNMV una empresa estratégica?

El ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha enviado un mensaje a La Caixa-Criteria para que entienda por qué no es bienvenida la OPA de Atlantia sobre Abertis. La razón comprensible: la falta de proporcionalidad.

La idea del ministro, según fuentes consultadas por Hispanidad, no tiene otra enjundia: los italianos vetan a las empresas españolas -se ha quejado de que no les deja hacer nada allí, y eso, en fin, no son buenas credenciales, como quien dice.

En paralelo, el Gobierno ha hecho llegar también a La Caixa que no le entusiasma precisamente la oferta de ACS, a través de Hochtief. No es contrapunto al deseo de Atlantia. Es más, Nadal teme que lo que quiere hacer Florentino, ¡Oh capitán, mi capitán!, es trocearla para sacarle partido y eso, tampoco es bueno para una empresa como Abertis.

No olvidemos que la mejor opción para el Gobierno es que Abertis siga en Criteria, aunque para ello tendría que replantearse un modelo parecido al Plan Relance en Francia, ejemplar para Abertis, que ha acusado al Gobierno de no tener un modelo para las autopistas.

En Francia, la negociación concluyó con alargamiento de los años de licencia a cambio de más inversión de las concesionarias, con más margen para repercutirlo en el precio de los peajes. En España, el distanciamiento en la etapa de Ana Pastor no ha mejorado con De la Serna.

Otra cosa es el calendario en ese proceso de ofertas, que sigue adelante. Lo más inmediato, el visto bueno a ACS de la Dirección de Competencia de la UE, previsto para este martes, al que seguirá después el que de la CNMV al folleto de su OPA.

Ojo, porque todo se podría alterar si Fomento y Energía optan finalmente por un recurso contencioso-administrativo contra la CNMV por precipitarse al aprobar el folleto de Atlantia antes del visto bueno del Gobierno. Sobre este punto, la amenaza sigue en pie y así lo han confirmado los dos ministros, Nadal y De la Serna, coincidiendo hasta en los términos: prima “el interés general”.

Los dos ministerios tienen un plazo para presentar ese recurso, hasta el 8 de marzo. Y, ojo, si la Audiencia Nacional lo acepta y decide aplicar medidas cautelares -a la espera de dictar sentencia-, el efecto sería la paralización de las dos OPA, la de Atlantia y la de ACS.

Ese es uno de los nudos gordianos en el horizonte, mientras el cuerpo de Abogados del Estado sigue estudiando esa opción. No sólo por el caso concreto de Abertis, sino por el precedente creado por el regulador, que deja otra pregunta en el aire y aún sin respuesta: ¿puede cargarse la CNMV una empresa estratégica?

Ese adjetivo, estratégico, se ha tenido en cuenta con las autopistas y también con Hispasat, la filial de satélites. Fomento ha dado el visto bueno a Atlantia y ACS, pero no Energía, mientras Nadal ha puesta sobre la mesa más condiciones para esa venta.

En concreto, en una entrevista a La Vanguardia, ha dejado claro que el hecho de que esa empresa suponga poco en los activos (5%) e ingresos (7%) de Abertis no es un “asunto menor” porque “tecnológicamente tiene un gran valor, porque es nuestra única empresa aeroespacial” y, además, “es la empresa mayoritaria en nuestro satélite de defensa”.

Nadal distingue, en ese punto, la operación en sí de la “discusión con la CNMV”, y no le vale el hecho de que ni ACS ni Atlantia se hayan limitado que “venderán en cuanto puedan”. Las dos empresas tienen que presentar un plan estratégico y explicar cómo quieren vender, algo que no han hecho.

El ejemplo más claro es la venta por Eutelsat del 33% de Hispasat, que todavía no está aprobada porque el procedimiento no cumplió los requisitos administrativos.

Red Eléctrica, por su parte, ha iniciado conversaciones por su interés en Hispasat, pero esa opción también la pone en cuestión Nadal. No sólo porque REE estaría obligado a lo mismo, un plan estratégico; también por el efecto que podría tener en sus cuentas hacerse con el negocio de satélite, que poco tiene que ver con su negocio regulado de electricidad.

Rafael Esparza