Viernes, 24 marzo 2017 Número de edición: 5134
Inicio > Confidencial > Abengoa culmina el plan de reestructuración: entra el dinero nuevo

Abengoa culmina el plan de reestructuración: entra el dinero nuevo

Abengoa culmina el plan de reestructuración: entra el dinero nuevo
  • La nueva Abengoa ya dispone de los 600 millones de liquidez inmediata.
  • Eso sí, la aportación convierte a los hedges funds en los dueños del 50% de capital social.
  • Era el fleco pendiente en el plan de rescate, firmado en septiembre, de la tecnológica.
  • Ahora queda lo más importante, empezar a recoger los frutos del plan de viabilidad,

Abengoa ha informado a la CNMV, en un hecho relevante, del último peldaño pendiente para poder recibir el dinero nuevo de los fondos, o lo que es lo mismo los 600 millones de liquidez inmediata que tendrá a disposición la tecnológica.

Abengoa se refiere a los documentos aprobados, pendientes únicamente de la firma -un trámite menor, que llegará en breve-, relativos a la restructuración y gobierno corporativo y que ya estaban previstos en las cláusulas del plan de restructuración.

Concluye así el proceso iniciado en septiembre de 2016, homologado judicialmente después y aprobado en noviembre por los accionistas en la junta.

Según los términos pactados por Gonzalo Urquijo (en la imagen) con los hedge funds, serán éstos los que pongan ese dinero nuevo, lo que les convierte a su vez en los propietarios del 50% de Abengoa.

Era uno de los “principios fundamentales” del acuerdo suscrito: “la inyección de dinero nuevo, en distintos tramos, por un importe total de 1.169,6 millones de euros”, con el que proveedores de dinero nuevo “tendrán derecho a recibir el 50% del capital social de la sociedad post restructuración”.

En esa cantidad están a su vez los créditos al grupo, entre septiembre de 2015 y marzo de 2016 (unos 515 millones), y otros 307 millones de nuevas líneas de avales, lo que da a los bancos otro 5% del capital social (en total el 45%).

Ahora queda lo más importante, empezar a poner en marcha el plan de viabilidad, que seguirá a las desinversiones de estos meses, la última la venta de las cuatro plantas de bioenergía.

Como ha señalado el propio Urquijo, después de muchos sacrificios en un largo proceso y un camino muy complejo.

Rafael Esparza