Se encuentra aqui: Inicio / Trazos publicitarios y televisivos / La lacra del alcohol

La lacra del alcohol

Según la Encuesta Sobre Alcohol y Drogas en España, situada dentro del Plan Nacional sobre Drogas, el 3,4 por ciento de los españoles dilapidan bebidas etílicas calificadas de gran riesgo.

 

España se coloca, por lo tanto, en los tramos más bajos de la Unión Europea en cuanto a porcentaje de usuarios abusivos, siendo Irlanda el terruño con mayor número de consumidores inmoderados y Bulgaria el del menor número.     

Con la intención de mejorar las actitudes de los españoles, con respecto al consumo de las bebidas etílicas, la Federación Española de Bebidas Espirituosas, ha realizado una campaña que se ha propagado por el medio televisivo. Para llevar a cabo esta acción, el sector ha destinado casi un millón y medio de euros. Esta campaña se une a otras iniciativas del mundo de las néctares espirituosos para el gasto responsable y, al mismo tiempo, un cambio en el eslogan que ciñe, en sus comunicaciones comerciales, a todas las bebidas alta graduación.

Con los eslóganes: “bebe con moderación, es tu responsabilidad” y “disfruta de un consumo responsable” se ha intentado vigorizar las conductas y sugerir la exigencia individual en la dilapidación de bebidas alcohólicas. Estos eslóganes difunden de forma clara, concisa y simple el mensaje de que sólo se logra el goce de las bebidas etílicas a través de un consumo responsable. El usuario español se caracteriza por un derroche etílico social y ejecutado en el albergue turístico, en el que se acumula el 82 por ciento del consumo.

Este tipo de derroche alcohólico, que tiene un enfoque lúdico, se le llama patrón de consumo mediterráneo, contrapuesto al patrón nórdico, identificado por una ingesta de néctares alcohólicos más esporádica, pero mucho más compulsiva. 

También cabe subrayar que, en comparación con el resto de terruños de la Unión Europea, España es el quinto país con mayor cuota de abstemios, un 33 por ciento, cifra que se encuentra por encima de la media europea,  que es del 25 por ciento.

Por otra parte, el porcentaje de parroquianos diarios de bebidas etílicas en España es del 25 por ciento, porcentaje que duplica a la media europea, lo que prueba el indiscutible beneplácito cultural y social que las bebidas alcohólicas tienen en nuestro país.

Las bebidas espirituosas son el ataque más grave que sufre la sociedad actual. Un ataque cuyas consecuencias alcanzan a todos los estamentos pero del que son especialmente víctimas los jóvenes, nuestro caudal más valioso.

Clemente Ferrer

clementeferrer3@gmail.com
 
 
Subir al inicio